Los neumáticos en tu coche son una pieza fundamental, para que te puedas desplazar en tu coche sin ningún tipo de problema. Si necesitas hacer una reparación del sistema de tus neumáticos, la mejor opción es buscar un taller en:www.autingo.es, porque allí encontrarás siempre los mayores beneficios a la hora de comprar.

Sin embargo, te he preparado este post para que puedas saber exactamente cuáles son los neumáticos que debes utilizar en cada una de las estaciones del año. Así podrás tener un rendimiento óptimo y un agarre perfecto en todas las estaciones.

Neumáticos por estación

Existen tres tipos de neumáticos básicos, y el día de hoy te los presentaré, para que escojas siempre la opción que se adaptará a todas tus necesidades y con la cual tendrás más seguridad en la vía.

Neumáticos de verano

Estos neumáticos se utilizan en las épocas cálidas del año, se pueden empezar a utilizar desde la primavera y durante todo el verano. Estos neumáticos están diseñados para funcionar a temperaturas altas, y te darán siempre un excelente agarre al pavimento.

De este tipo de neumáticos, existen de rendimiento normal, o de rendimiento alto, y dependiendo de tu estilo al conducir podrás escoger unos u otros.

Neumáticos de invierno

Cuando las temperaturas comienzan a bajar y durante todo el invierno, es necesario tener unos neumáticos que ofrezcan un mejor agarre. Por este motivo, los neumáticos de invierno están fabricados para funcionar a temperaturas muy bajas, y así evitarás tener accidentes.

Además, estos neumáticos son compatibles con las cadenas, que son muy comunes cuando los terrenos son muy difíciles de atravesar. Haciendo que se pueda romper la nieve de una manera sencilla y avanzar sin que tu coche vaya a sufrir ningún tipo de avería.

Neumáticos 4 estaciones

Muchos conductores prefieren no estar cambiando sus neumáticos cada seis meses, motivo por el cual escogen los neumáticos de cuatro estaciones. Estos teóricamente están fabricados para funcionar tanto durante las épocas cálidas como en las épocas frías del año.

Sin embargo, en el invierno debes transitar con mucho cuidado, en especial porque ofrecen un menor agarre que los neumáticos de invierno. Estos neumáticos tienen un rendimiento más parecido a los de verano, por lo cual, debes conducir con precaución.

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de neumáticos, podrás elegir de una manera más sencilla los que se adapten a todas tus necesidades y a tu presupuesto.