Tengo en mente el abrir una pequeña tienda de esas que se llaman multitiendas, por mi barrio no hay ninguna y me he fijado que ese tipo de tiendas tienen un tirón grande, la verdad que suelen tener de todo desde leche, hasta embutido, agua, bebida fresca, chuches y bueno no digamos con el pan porque se forra, no sé lo que la gente tiene con ese pan será porque te lo dan calentito cuando vas, al parecer las ventas son muy grandes, me he dado cuenta que en un barrio una tienda de esas desde luego es lo mejor que se puede poner, ya que cualquier otro negocio se necesita de mucho dinero y no es que el presupuesto sea muy grande. Lo bueno es que haciéndote autónomo por abrir un negocio los seis primeros meses solo pagas cincuenta euros, entonces te dan una buena tregua sin ahogarte con la cuota, el alquiler del local me lo deja muy bien de precio así que creo que me voy a lanzar.

En principio me tengo que poner en contacto con los distribuidores para ver en que sitio me merece más la pena comprar todo lo que necesito por lo que el trabajo es todavía duro, el miedo que tengo es a que no salga bien, pero bueno como suelen decir quien no arriesga desde luego no gana, y yo desde luego voy arriesgar. Me estaba fijando que también voy a necesitar etiquetas apli para ponerle los precios a todo, es que me he dado cuenta de muchos detalles en las demás multitiendas para no cometer los mismos fallos y lo mejor es que los productos tengan sus precios para que la gente sepa lo que vale cada cosa, la verdad que no es la primera vez que alguien se ha ido sin comprar porque no tenía precio y le ha dado vergüenza preguntar, que gente hay de toda, entonces es importante que me encargue de las etiquetas cuanto antes no se me vayan a olvidar. Y bueno los demás detalles como mi hermana me ayudará ya me irá dando ideas que ella parece que tiene más experiencia que yo en estas cosas, mientras tanto iremos limpiando el local que muy limpio no es que nos lo entregaran y seguro que en eso se nos va un montón de tiempo, espero en breve poder estar vendiendo mi propio pan calentito.